Catalina Sol, MPH

Directora Ejecutiva

Cuando Catalina habla, la gente escucha. Nativa de El Salvador, ha dedicado su vida a hacer una diferencia en la comunidad al promover las necesidades de salud de la población con seguro insuficiente y desfavorecida. Sol creció en los Estados Unidos y El Salvador. Ella posee la habilidad valiosa para identificar claramente las necesidades particulares de la comunidad latina local dentro de un contexto más amplio de salud pública. Esto le ha permitido combinar con eficacia su amplio conocimiento de la salud pública, con una comprensión matizada y culturalmente apropiada de los problemas que afectan a la comunidad latina.

Después de obtener su licenciatura en historia de la Universidad de Georgetown y una maestría en salud pública de la universidad Johns Hopkins, Sol empleó sus habilidades como defensora de la educación, prevención, pruebas, consejería y tratamiento del VIH. Se unió a la Clínica en 1990 como coordinadora de atención al paciente en el departamento de VIH / SIDA y desde entonces ha sido fundamental en la introducción de una programación innovadora y holística, como jefe de programas.

Sus acciones innovadoras han permitido que La Clínica del Pueblo sea un socio valioso en la lucha contra el VIH / SIDA en las comunidades latinas del Distrito. Catalina ha dedicado su vida a la creación de una comunidad inclusiva, enfocada en el auto-cuidado integral para todas las personas. Ella tiene una increíble pasión por los más débiles y se dedica a servir a las poblaciones más estigmatizadas o "no populares".

Ella fue recientemente honrada con el premio Linowes de Liderazgo 2011 que reconoce a los individuos con creatividad, visión y liderazgo que trabajan en una comunidad en el área metropolitana de Washington, y quienes, por lo general, no son reconocidos. Ella anima a decenas de personas en la comunidad a seguir el lema de La Clínica, haciendo que la atención de salud sea un derecho humano. Sol también alienta a los miembros de la comunidad a participar en la elaboración de soluciones a los problemas de salud pública que les afectan. Esta estrategia, junto con su fuente  inagotable de creatividad, le ha dado a su programación la capacidad de evolucionar a medida que surgen nuevas necesidades en la comunidad.