Con la misión de homenajear a cada uno de los residentes oriundos de El Salvador alrededor del mundo, así como enaltecer los valores de esta nación, este lunes 26 de noviembre se celebró, como cada año, el ‘Día del salvadoreño en el exterior’, que tuvo en el consulado general de Washington DC su más importante festejo en el área.

Al evento, que condujo Celia Medrano, cónsul principal del país centroamericano en Estados Unidos, se dieron cita destacadas personalidades de la comunidad salvadoreña en la zona, quienes además recibieron un reconocimiento a nombre del gobierno de su país, para engalanar aún más la tertulia en el edificio de Wisconsin Avenue.

La gala de reconocimientos arrancó con Rebeca Muñoz, quien recibió de manos de Alicia Wilson, directora de ‘Clínica del Pueblo’, el primer galardón de la noche por su contribución a la educación de la salud, tanto en su país como en varios sanatorios del área.

“Esto es a nombre del Cínica del Pueblo’, que el próximo año cumple 30 años de existencia”, indicó Muñoz con lágrimas en los ojos.

Posteriormente, Vladimir Monge, escritor y poeta, recibió la segunda placa de la velada, previo a una reseña de Ulises Miranda, miembro del consulado, quien a su vez dio paso al empresario Carlos Celaya, que fue reconocido por la Cámara de Comercio Salvadoreño/americana presidida Henry Bonilla; ambas distinciones fueron concedidas por Luis Méndez Castro, representante de El Salvador ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Finalmente, el cantautor Lilo González recibió de manos de Ronald Chacón, presidente de CASA ARTE, el premio por su contribución a la cultura, para cerrar con la gala de premios inscrita en el programa.

Entre los invitados sobresalientes se encontraban María Corrales, presidenta de Fiesta DC, Roxana Oliva, presidenta de la oficina de Hola, Ramiro Enrique Rivera, patrocinador banda ‘El Pulgarcito de América’, Sonia Moreno, encargada del Comité Cívico Salvadoreño, y Ana Sol Gutiérrez, Delegada Estatal del condado de Montgomery.

Además de los reconocimientos oficiales, se entregaron dos galardones más. Primero, a Rosa Ángela Valencia Argumedo, por sus 26 años de trayectoria laborando para el servicio exterior salvadoreño, así como para la propia cónsul, cortesía de la banda ‘El Pulgarcito de América’, quien le reconoció su trayectoria y le agradeció el haberlos tomado en cuenta para sus múltiples actividades.