En los últimos seis meses, los datos de pruebas de VIH demuestran una alarmante tasa de infección de 6.9% entre hombres jóvenes latinos que tienen sexo con hombres (YLMSM por sus siglas en inglés) entre los 18 y los 29 años.