Implementación de la nueva ley de salud accesible les ha permitido establecer cambios para una mejor atención.

A pesar de los cambios que ha generado la implementación de la nueva Ley de Salud Accesible, la Clínica del Pueblo continúa educándose, preparándose y organizándose para ser más ágil para atender las nuevas demandas de las necesidades de salud.


Alicia Wilson, directora de La Clínica del Pueblo, comenta a Washington Hispanic que han enfrentado los cambios del sistema de salud con mucho optimismo. “Estamos haciendo lo necesario para sobrevivir y posesionarnos en este medio ambiente de salud, ya que con la llegada del Obamacare se hicieron algunos cambios con la debida anticipación, pero otros se nos quedaron y estamos tratando de enfrentarlos. Desde una mejor atención a pacientes que tienen acceso al seguro hasta cambios en los sistemas de los seguros, sobre cómo pagan por los servicios que se dan en otras clínicas y los hospitales locales”, afirma.

La directora afirma que para afrontar esos cambios, el Distrito, a través DC Health Link –el mercado para aplicar o comprar un seguro bajo Obamacare-, les otorgó fondos que han sido utilizados para entrenar a nueve miembros del personal que están certificados que ayudarán a las personas en la inscripción para la nueva ley de salud.

“Cualquier persona que no tenga seguros de salud, especialmente si viven en el Distrito de Columbia, puede llamar y hacer una cita, venir a la clínica y nosotros podemos ayudarles con la aplicación; somos uno de los únicos lugares que están haciendo esta inscripción en español en el Distrito. Aunque existen otras excelentes organizaciones que realizan este trabajo estoy orgullosa que en La Clínica ya estamos listos y preparados”.

Aparte de los recientes cambios “que se van implementando poco a poco”, la directora comenta que La Clínica mantiene sus programas que han sido fundamentales a través de los años, como son el cuidado de salud primario desde pacientes infantes hasta de la tercera edad, las especialidades de cuidados de maternidad, servicios de VIH, programas de cuidados preventivos y los servicios de salud mental. 

“Uno de los proyectos que esperamos desarrollar en este año 2014, es aumentar los servicios por abuso de sustancias. Se trata de un programa de cuidado intensivo ambulatorio que trabaja con individuos y familias a las que el abuso de sustancias les ha afectado la vida. 

Tenemos los servicios de apoyo y servicios de salud mental así como el servicio de intérpretes, que ha sido parte del trabajo de la clínica a largo plazo, donde brindamos servicios de interpretación médica para cualquier persona en el Distrito de Columbia que tenga un seguro de salud público, como Medicaid o Alianza. Nosotros ayudamos con un intérprete médico entrenado para facilitar la comunicación con cualquier proveedor y en cualquier situación; éste es un gran papel que cumple La Clínica y sólo el año pasado prestamo el servicio de asistencia de traducción a 13 mil pacientes”. 

La directora resaltó el crecimiento de los servicios comunitarios, por lo que crearon el Departamento de Acción Comunitaria en Salud, en donde se hacen desde exámenes del VIH y servicios de prevención de ese mal, hasta servicios de promoción y prevención de la salud en muchos otros temas, como las enfermedades crónicas, la prevención de la violencia, la salud reproductiva y salud de la mujer. En todo eso trabajamos con los promotores de salud y con la comunidad directamente, en educar, colaborar y aumentar la cantidad de las personas que tienen más herramientas para cuidar su vida”, finalizó la directora.

Centro juvenil Empodérate 
El grupo juvenil Empodérate tiene la misión de preparar a los jóvenes latinos gays, bisexuales y transgéneros (LGBT, por sus siglas en inglés) para que puedan tomar decisiones inteligentes como lo vital que es el realizarse una prueba de VIH, este es un espacio donde las personas se sientan seguros, puedan hablar abiertamente sobre sexualidad, y educarse para que tomen su salud con responsabilidad”, afirma la directora.